11/7/11

ORIGEN DEL NOMBRE PERÚ


La historia no siempre se nos es relatada de una forma verídica. Antiguamente no se contaba con los medios que hoy la tecnología ha puesto a nuestro alcance, para guardar archivos sobre los acontecimientos y su desarrollo a través del tiempo. Es sumamente difícil saber a ciencia cierta lo que sucedió hace cien años, a diferencia de los que podrá encontrar un historiador dentro de cien años, cuando haya de hacer un recuento de la historia.
Aunque algunos piensan que se trata de un misterio, el hecho es que el nombre de nuestro país viene de Panamá. Sin embargo, Pizarro estaba decidido a que nos llamáramos Tumbes, Chincha o Cusco.

Todos los nombres tienen una historia pero la historia del nombre del Perú es una prueba de la fuerza caprichosa de las leyendas. Está demostrado que ningún inca oyó hablar jamás del nombre "Perú", que no es una palabra quechua. Sin embargo, los españoles ya hablaban de "Pirú" antes de pisar lo que hoy es nuestro territorio. Hay muchos comienzos a la historia de nuestro nombre pero uno de ellos puede situarse en 1513. Por entonces Vasco Núñez de Balboa acaba de descubrir el Océano Pacífico. En Panamá, el segundo de Balboa, un soldado extremeño llamado Francisco Pizarro, oye de las noticias que vienen del sur. Se habla de los balseros que por entonces navegaban desde las costas entre manta (Ecuador) y Sechura. Las balsas traían oro, plata y tejidos. Se trataba sin duda de una rica región.

Diez años después, el navegante vasco Pascual de Andagoya parte al sur y pasa el Golfo de San Miguel, en el actual territorio de Panamá, delante de la cordillera del Sapo. Los hombres de Andagoya bajan al nuevo territorio. A través de un intérprete, preguntan a los indígenas del lugar cuál es el nombre de ese nuevo lugar -Birú- le contestan los indios. En realidad, "Birú" era el nombre del cacique de la región que se llamaba así por él. Andagoya conoce al cacique Birú quien realiza una hazaña providencial. Cuando la embarcación de Andagoya se voltea en el río San Juan, Buenaventura, Birú lo salva de morir. Según el Dr. José Antonio del Busto de quien hemos obtenido los datos anteriores, a partir de la expedición de Andagoya, todo lo que existe al sur de Panamá es conocido por los españoles con el nombre de "Birú" o "Pirú". Esto significa que el nombre de nuestro país se origina en una región de Panamá o, más aún, en el nombre que esa región había recibido debido al nombre de su cacique. Cuando Andagoya se enferma y renuncia a continuar con la expedición al sur, Francisco Pizarro decide tomar la posta. El año 1524 parte hacia esa región al sur, el vasto y misterioso territorio que desde el diálogo de Andagoya con los indígenas del sur de Panamá, se conocía como "Birú".

CASI NOS LLAMAMOS TUMBES

Las afirmaciones del Dr. Busto coinciden en general con las de Raúl Porras. En su libro "El Nombre del Perú", Porras recuerda una cita de Agustín de Zárate en "Historia del descubrimiento y conquista del Perú". Zárate menciona "una pequeña y pobre provincia, cincuenta leguas de Panamá que se llama Perú". Dice Zárate que "después impropiamente toda la tierra que por aquella costa se descubrió, por espacio de más de mil y doscientas leguas, por luego de costa se llamó Perú". La distorsión de la que viene el nombre del Perú es por consiguiente producto de la imaginación popular. Mientras las expediciones españolas llegaban más al sur, la región llamada Perú se iba ensanchando en la mente de los saldados. De pronto "Perú" había llegado a significar todo lo que queda al sur de Panamá.

Según Porras, la primer vez que se menciona el nombre del Perú es en 1527 en unas declaraciones del escribano Cristóbal Muñoz en el proceso a Pedrarias Dávila. Porras recuerda otra mención a Perú en el contrato entre Almagro y Luque de 1526, aunque en este caso se trate según él de una fecha posiblemente falsificada.El nombre del Perú era usado, según Porras, acaso con mote despectivo o de burla, para los aventureros que partían hacia el nuevo y dudoso Dorado desde Panamá. "Perú" era un nombre popular que persiste y que es rechazado por los funcionarios de Panamá.

El nombre de "Perú" no es usado por eso en los documentos hasta que la corriente popular se impone. Y es que los funcionarios sabían que llamar Perú a la tierra de los incas iba a llevar a confusiones pues "Birú" quedaba muy cerca, a cincuenta leguas de Panamá. Durante la conquista Pizarro y Almagro, que habían llamado el nuevo territorio "El Levante", se rehusan a usar el nombre de "Perú" por esta misma razón. Ambos se encuentran con la difícil tarea de bautizar el nuevo territorio. Piensan en nombres como Tierra Nueva de la Mar del Sur o Nueva Castilla y también en nombres indígenas: que lleve el nombre de la región donde han desembarcado, Tumbes. Pero el azar y el capricho del nombre popular se impone. "Birú" se ha transformado en "Perú". Incluso algunos españoles en Panamá confunden al anónimo cacique de "Birú" panameño con el inca del Tahuantisuyo.Sin embargo, aún al embarcarse Pizarro rumbo a España, para obtener la legalización de su empresa, no se había decidido la denominación oficial del país.

Pizarro seguía pensando que el nuevo territorio debía llamarse Tumbes o acaso el Cusco o Chincha, las ciudades más importantes que había encontrado. En los primeros documentos predomina el nombre de Tumbes y hasta 1934 persiste la duplicidad en la denominación: Tumbes y Perú. Desde entonces, nos llamamos como un anónimo cacique que nunca soñó que su nombre sería el sinónimo de una de las culturas más antiguas y ricas del mundo.

LOS FALSOS ORIGENES

Sobre el nombre se han tejido una serie de falsas teorías. Una es de Fernando de Montesinos que le atribuye el término al nombre de un inca legendario por su valor y sus conquistas llamado Pirúa-Pacari-Manco cuyo reino abarcaba desde Colombia hasta Chile.

Otra de las teorías etimológicas es que el nombre de Perú tuvo su génesis en el término Pirúa que significa depósito de alimentos. Tampoco han estado alejadas las tesis con basamento bíblico como la que construyeron los españoles asociando el nombre con el de los ofilitas, cuyo jefe es Ofir descendiente del patriarca Noé. También se ha comentado que Perú sería una deformación de "Piura".




POEMAS HECHOS POR PERUANOS AL PERU

PERU

LUIS ELIAS RAMIREZ IDOÑA (Peruano)
Promoción XXXVIII
Quinta Sección - Infantería

Nosotros que venimos de una nación
llena de historia, tradició,on
y donde la gente es buena de corazón.
Un día a nuestras tierras llegó,
un hombre de mucho valor,
Don José de San Martín,
el gran libertador,
que con sus palabras selló,
ese 28 de Julio, día de honor,
por la voluntad general de los pueblos,
así dijo y nos liberó.


Ahora nos toca a nosotros continuar esa misión,
de crear una nación libre de verdad,
donde exista el derecho de la ley,
donde no exista más la corrupción,
donde tengamos los peruanos una posta de conección,
donde el indio, el negro, el criollo y todas las razas
puedan vivir juntos sin fricción.


Donde el ser peruano, sea nuestra felicidad,
porque venimos de la tierra de grandes personajes,
desde el legendario Manco Capac, de los Incas el fundador,
pasando por Pachacutec, el gran guerrero vencedor,
hasta Pizarro el conquistador,
y los valientes de nuestra emancipación.


Túpac Amaru no se rindió,
José Olaya, ni torturado lloró,
Andrés Avelino Caceres, a los chilenos asustó,
el brujo infante, ese bravo luchador,
los mantuvo en jaque, con un ejército menor.


Hoy celebremos este legado,
de historia, leyenda, tradición y honor,
de gente que por la patria todo entregó.
¡Arriba el Perú!
Salud paisanos,
como una familia unida,
todos hermanos.

........................................


HIJO DEL PERU

LUIS A. RAMIREZ (Peruano)
Mount Sinai - Long Island
New York


Para ser hijo del Perú,
hay que ganarse el derecho;
y aun cuando yo no creo
suficiente haber hecho,
igual late en mi pecho
cual bandera ondeante,
un corazón palpitante,
que irrigando en torrente
y caudaloso color rojo,
imita el del pendón
rojo, rojo berbellón.
Partí de aquel suelo,
con muchas ilusiones,
dejando atrás recuerdos,
y otras tantas emociones.


Y me pregunto a menudo,
si habrá cambiado el terruño,
si todo será diferente;
estará acaso la misma gente
o tal vez a mi retorno
pasaré a ser un extraño,
donde antes que hombre, fui niño.


Hoy que sólo veo en sueños,
los lugares que recorrí,
o aquel donde nací,
y di mis primeros pasos;
añoro con nostalgia
el llegar de un nuevo día
querida patria mía,
para gritar con alegría,
recordando la guardia vieja,
que a mi querido Perú,
nada se le asemeja.


Que viva el Perú,
es la expresión más sentida,
que desde mi partida,
del hoy lejano terruño,
grito con pasión profunda,
y una verdadera emoción,
en cada nueva evocación
del aniversario patrio;
cuando San Martín solemne
decretó en forma perenne
el fin de la opresión.

......................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada