20/5/10

EDUCACION Y MORAL INCA

EDUCACIÓN Y MORAL INCA

La población  incaico tuvo  como consigna en su educación  el culto del valor y la vocación por la milicia. La educación de la juventud, tanto la del noble como la del plebeyo  –el trabajo, la fiesta y la oración– se concentraba en  resaltar  entre los Incas, los sentimientos de virilidad y de poderío, la conciencia del triunfo sobre las  dificultades que encontraban  sobre  la tierra y contra las tribus  resistentes  al signo de  grandeza del Imperio. La más grande celebración  del pueblo incaico y el acontecimiento  más genuina del Cuzco Imperial, no eran  los días de siembra y de cosecha (aunque  se deben reconocer que eran motivos de festividades religiosas) , con sus ingenuas rondas y cantos de alegría rural, ni tampoco el solemne espectáculo sacerdotal del Inti Raymi,; sino los días de preparación militar y la algarabía  que causaba el ingreso victorioso de los incas  después de una  guerra , al Cuzco. 

EDUCACIÒN DE LA NOBLEZA
El autor Ariruma Kowii muestra cómo el aprendizaje era importante en tiempos del tawantinsuyo:


“Wacharishkamanta yachankapak kallarinchik. Los ancianos kichwas suelen decir que «empezamos a conocer desde el momento en que nacemos». A ese pensamiento se suma este: «Yachakuika Pachami kan», el conocimiento es interminable. A éste se suma, además, «Shimi rimakun, maki shinakun», «Escuchar, mirar, hacer, aprender». Las sociedades, las culturas, en cualquier época que se encontraron, siempre pusieron interés por el conocimiento.” (2005)

Según Fray Martín de Murúa, la educación de la joven nobleza empezaba a partir de los 13 años de edad y culminaba alrededor de los 19.

La educación de la juventud que había de marchar a la guerra, se inspiraba en principios de disciplina, de abstención rigurosa, de  resistencia y en ejercicios de agilidad, fuerza y destreza. A los dieciséis años los jóvenes nobles eran sometidos a prueba –en el ayuno en Colcampata, comiendo sin sal ni uchu o ají, absteniéndose de bebidas espirituosas–, corriendo desde el cerro de Huanacaure hasta la fortaleza de Sacsahuamán, casi legua y media, luchando en equipos contrarios, atacando o defendiendo la fortaleza, haciendo varias noches la vela de los centinelas y rivalizando en el manejo de la lanza y el arco, en puntería y en distancia. Todo el pueblo presenciaba y alentaba estos esfuerzos viriles. Los padres y parientes iban al borde del camino, en el que corrían sus hijos, para animarlos, "poniéndoles delante, dice Garcilaso, la honra y la infamia, diciéndoles que eligiesen un menor mal reventar antes que desmayarse en la carrera". Los simulacros de lucha eran a veces tan reñidos que algunos mozos eran heridos o morían en ellos por la codicia de la victoria. El mayor reconocimiento  de un guerrero indio era la impasibilidad ante el peligro. Los maestros jugaban con los discípulos, pasándoles las puntas agudas de las lanzas delante de los ojos, o amenazándolos herir en las piernas, sin que los jóvenes debieran siquiera pestañear o retraer algún músculo. Si lo hacían eran rechazados, diciendo que quien temía a los ademanes de las armas, –que sabía que no le habían de herir–, mucho más temería las armas de los enemigos y que los guerreros incaicos debían permanecer sin moverse "como rocas combatidas del mar y del viento". ¡Profunda y bien aprendida lección de estoicismo que admiró el conquistador español, cuando el caballo de Soto, llegó hasta el solio de Atahualpa, en desbocada carrera, salpicando con su espuma las insignias imperiales, sin que un sólo músculo del rostro del Inca se contrajera ante la insólita y desconocida amenaza!

- El Yachayhuasi

Llamada también “Casa del Saber” fue centro de enseñanza para los jóvenes de la realeza y la nobleza, es decir, los futuros integrantes de la clase dirigente. Por eso era la máxima entidad educadora de la nobleza masculina, quedando los plebeyos excluidos de su esmerada formación.
La educación duraba cuatro años, dividiéndose la educación en cuatro materias principales que eran: lengua, religión, aprendizaje de los quipus y una historia del Tawantinsuyu vinculada al arte militar.
El estudio de la lengua abarcaba no sólo la gramática sino también la retorica, extendiéndose a la poesía y al teatro y llegando posiblemente a la música. El de la religión giraba entorno a la teología, una filosofía cosmogónica y cierta astrología que debía presuponer astronomía y derivar un dominio calendárico.
La enseñanza de los quipus equivalía al ejercicio de los números, por lo que trataba de la ciencia matemática, extendiendosé la historia y estrategia, inseparable de la geografía, política y derecho,. quedando para el estricto arte militar lo referente a la construcción de fortalezas, uso de las armas y modalidades de lucha.
Todas estas disciplinas las enseñaban los “Amautas”, los hombres más cultos del Imperio, los “Haravicus” se encontraban al lado de los Amautas.

LA IMPORTANCIA DE LOS AMAUTAS EN LA EDUCACIÓN INCAICA:



Los Amautas eran los personajes que se dedicaban a enseñar antiguamente, su nombre significaba una persona de gran sabiduría. . Enseñaban oralmente todas las materias. El quechua es un lenguaje ágrafo. Por ello, es difícil saber qué temas, exactamente, abarcaban las materias ya antes mencionadas. Sin embargo, se sabe que estas “escuelas” se centraban en la administración de los bienes así mismo, de inculcar los principios que regían la vida comunitaria, como la reciprocidad.

“Los amautas eran muy respetados y considerados por toda la sociedad, debido a que el bienestar social descansaba en la sabiduría de los amautas tan igual que en los tiempos modernos las prosperidad de las naciones desarrolladas descansan en sus hombres de ciencia.”

Los Amautas siempre fueron considerados hombres totalmente cultos por todos en esos tiempos, ellos transmitían conocimiento a sus alumnos, los cuales tenían que aprender todo de memoria, algo totalmente difícil ya que la enseñanza era ardua y rigurosa. El Inca Roca dijo: "Si yo hubiese de adorar alguna cosa de las de acá, cierto yo adorara al hombre sabio porque hace ventaja a todas las cosas de la tierra".

Estos personajes eran sabios en diversas áreas como por ejemplo en filosofía, astronomía, sacerdocio, política, etc. Y se han encargado de transmitir conocimiento durante milenios y se han dedicado a transmitir valores y desarrollarlos de acuerdo a su tiempo.

Existieron antiguamente en esa época dos clases de educación, una para la clase baja y otra para la clase alta, los cuales la educación para la clase baja era llamada “Educación para Hatunruna” que era el hombre común de aquel entonces.

Estos personajes también practicaban castigos, pero no podían sobrepasarse ya que podrían ser castigados también por cometer abuso.

Los Amautas aportaban a la sociedad de aquel entonces con sus conocimientos y hacían, de esta manera, avanzar el imperio y territorio, de la mano del Inca, ya que estos aportaban en lo que era obras de andenes, obras de construcción, astronomía, etc. y también pertenecían al consejo del imperio de aquel entonces.

En resumen, los Amautas eran personas que enseñaban solo a la nobleza y la familia del Inca en los llamados “Yachaywasis”, hacían grandes aportes para con su sociedad por medio de su sapiencia y eran vistos como personas muy respetables de aquel entonces.

QUE SE LES ENSEÑABA A LOS HIJOS DE LOS NOBLES Y A LOS HIJOS DEL PUEBLO?


a).- PARA LOS HIJOS DE LOS NOBLES

Astronomía

Aritmética

Geometría

Medicina

Quipu grafía

Historia

Moral

Religión

Formación militar

b)- PARA EL PUEBLO:

Pastoreo

Barbecho

Artesanía

Técnica hidráulica

Minería

Obras públicas

Quehaceres domésticos
- El Acllahuasi  
Fue el centro educador de las Acllas o mujeres escogidas.
Las Acllas fueron las mujeres de mayor preparación cultural en el imperio. Eran mujeres verdaderamente escogidas, procedían del tributo de su pueblo y vivían enclaustradas en el Acllahuasi o Casa de las Acllas.
Todos lo pueblos tenían obligación de tributar futuras Acllas al estado. El Inca destacaba a un funcionario llamado “Apo Panaca” o “Señor de las Hermanas”, a cada provincia el cual se encargaba de seleccionar a las niñas de 4 años que fueran singularmente bellas, libres de defectos físicos y con notoria lucidez mental. A las tales recogía el Apo Panaca en el Acllahuasi; poniéndoles bajo el cuidado de las Mamaconas.
Cumplidos los 10 años de edad las niñas tenían que decidir si querían continuar en el Acllahuasi o retornar a sus padres. En la capital se cumplía la tercera selección. Las muchachas eran presentadas al Inca y a los miembros de su Consejo y de una manera especial al “Huillac Umu” quien de no estar presente era reemplazado por “Hatun Vilca”.

Se tomaba 6 requisitos principales: virginidad, edad, hermosura, haber aprobado el “Quicuchico” y aceptar libremente el nuevo género de vida y el último requisito era el elemento condicionante para el futuro del Aclla. Sólo después de esta tercera selección, las muchachas tomaban el nombre de “Huamac Aclla”. Luego entraban al último período que duraba 3 años, cumplido dicho período iba el Huillac Umu al Acllahuasi y, en gran reunión, les preguntaba a las muchachas si querían ser Vírgenes del Sol o salir a casarse con quien el Inca ordenase.
.
EDUCACIÓN POPULAR

La educación popular estuvo en manos de los padres de familia, de los ancianos reemplazantes de éstos y de los maestros sustituidos de ambos que impartían a los mozos instrucción premilitar.
-La Moral :
La moral incaica sencilla y práctica al extremo de lograr una línea de conducta para el pueblo, estuvo encaminada a una jerarquía de valores verdaderamente superior que se basaba en la verdad, honradez y el trabajo. Pocos pueblos de la Tierra han alcanzado el considerable adelanto moral que lograron los hombres del antiguo Perú. Su sociedad en donde estaban ausentes: el robo, los crímenes, la mentira, la ociosidad, la pobreza y la mendicidad, distinguiese por el espíritu laborioso de sus componentes, el respeto mutuo y el bienestar común.

Este extraordinario encumbramiento espiritual fue el resultado, ciertamente, de sabias enseñanzas morales, de consejos y normas de conducta que el Estado los había convertido en leyes. Quienes violaban tales normas recibían castigos que llegaban hasta la pena de muerte.

El código moral de los Incas estuvo formado por dichas normas, especie de preceptos o mandatos divinos cuyo cumplimiento era obligatorio para todo los habitantes del imperio. entre tales preceptos morales, figuran como principales los siguientes:
Ama k'ella = No ser ocioso
Ama sua = No ser ladrón
Ama llulla = No ser mentiroso
De allí que las fórmulas morales Ama Llulla, Ama Sua y Ama Quella (no seas mentiroso, no seas ladrón y no seas ocioso) hayan constituido la columna vertebral del sistema ético de los Incas.

LOS CASTIGOS EN EL IMPERIO

El mejor compendio del terror aplicado a los pueblos andinos por los incas, está registrado por Guamán Poma de Ayala quien afirmó en 1615 sobre el mandato de Tupac Inca Yupanqui: " Mandamos que en nuestro reino ninguna persona blasfeme al Sol mi padre, ni a la luna mi madre, ni a las huacas ni a mí el Inca ni a la Coya, pues los haría matar... Mandamos que no haya ladrones ni asaltantes y que en la primera falta se les castigue con 500 azotes y en la segunda falta fuese apedreados y muertos y que no se entierren sus cuerpos; que se los coman las zorras y los cóndores".

El castigo mayor –dice Guamán Poma—se cumplía en las prisiones y cárceles de los Incas. "El Zancay, cárcel perpetua, era para los traidores y para los que cometían grandes delitos...era una bóveda debajo de la superficie, muy oscura donde se criaban serpientes, leones (pumas), tigres, osos, zorra, etc. Tenían muchos de estos animales para castigar a los delincuentes, traidores, mentirosos, ladrones, adúlteros, hechiceros murmuradores contra el Inca. A éstos los metían en la cárcel para que se lo comieran vivos".

Los indios de las comunidades intervenidas no podían comer los mismos alimentos que consumía el Inca. Hacerlo equivalía a la pena de muerte.
A continuación, un dato espantoso: El inca tenía una mansión y en ella, "tambores hechos con la piel de los principales que fueron traidores y rebeldes. El tambor era de cuerpo entero. A estos tambores de les llamaba runatinya (tambor de piel humana, de hombre desollado). Parecía vivo y con su propia mano tocaba la barriga. El tambor era la barriga (...) y con otros rebeldes hacían de su cabeza mates para beber chicha; flautas de los huesos y gargantillas de los dientes y muelas".


Discriminación de la mujer
La vida de la mujer en el incario, nada valía. La discriminación fue total: "Mando –ordenaba el Inca-- que ninguna mujer sea testigo por ser embustera, mentirosa, pusilánime, de poco corazón, egoísta (...) Que la viuda no descubra su cara seis meses, ni que salga de casa y que lleve luto un año. Y que no conozca hombre el resto de su vida (...) Que muera la mujer que abortó un hijo". El cronista indio prosigue: "Al Inca difunto lo enterraban con mucha vajilla de oro y plata. Y mataban a los pajes, camareros y mujeres que él había querido. Y a la mujer querida la enterraban como señora Coya. Y para ahogar a estos primero los emborrachaban; les abrían la boca y le soplaban coca molida, hecha polvo..."
Ni los familiares se salvaban
Fue notable la reacción entre sucesores al incanato. Así sucedió con el Inca Huáscar, que murió en manos de los capitanes Challcochima Inca y Quisquis Inca, por órdenes de Atahuallpa, hermano de Huáscar. "Se burlaban de él cuando lo tenían preso; de comer le daban basura y suciedad de personas y perros. Como si fuera chicha le dieron de comer orinas de personas y de carneros; en lugar de coca le dieron hojas amargas y en lugar de ceniza de mascar coca le dieron suciedad de persona machacada...Después de haber muerto a Huáscar, los enemigos fueron al Cusco y mataron a todos los príncipes y princesas de linaje inca hasta las preñadas", escribe Poma de Ayala.
La presente nota de investigación, sobre el castigo impuesto por los Incas a los pueblos sometidos, persigue el objetivo principal de mostrar que los Incas reinaron en el Tahuantinsuyo (incluido el territorio que hoy es Bolivia), por el terror y el sistema impositivo, aunque sus defensores, entre ellos algunos cronistas, reiteramos, como Inca Gracilazo de la Vega, omitan por razones explicables, la inmisericordia de los invasores.

LAS CIENCIAS

Los Incas alcanzaron la ciencia porque lograron la verdad mediante el conocimiento exacto y razonado de las cosas, vale decir por sus métodos propios.Las ciencias que se cultivaron en el imperio mayormente en el Yachayhuasi y algunas en el Acllahuasi.

- La Filosofía: Emanó de los Amautas que eran los filósofos. La filosofía quechua giró entorno a las divinidades, al universo y a la vida.La Cosmología  El Dios Arcaico creador del cosmos era Huiracocha. Para hacer el universo sólo empleo 3 elementos: el agua, el fuego y la tierra. El primero y el segundo son los elementos que usara la deidad como castigo y la tierra en cambio será el origen de la vida.Dividían al mundo en 3 partes: Hanan Pacha, Hurin Pacha y Ucu Pacha.



- La Astronomía: El estudio del cielo o Hanan Pacha estuvo a cargo de los “filósofos astrólogos” o “astrólogos de los movimientos”, los cuales fueron conocidos como Pachap Onanchac.Fue así como conocieron las constelaciones dandolé perfil mitológico. En el cielo supieron descubrir al Sol o Inti y a la Luna o Quilla; también a Venus que era un hombre sin huesos nombrado Chasca y a multitud de estrellas conocidas con el nombre de Coyllur.De los fénomenos celestes conocieron al rayo o Illapa y al Arco iris o Coychi, si esparcían luz las llamaban Acochinchay y si estaban quietos eran los Chuquichinchay.
.
- La Geografía: Así como los incas creyeron al Cuzco el centro de la tierra de ahí su nombre de “Montón de piedras” u “Ombligo”, del mismo modo se valieron de la capital para dividir la superficie terrestre en cuatro partes: el Chinchaysuyo, el Collasuyo, el Antisuyo y el Contisuyo. La palabra Tahuantisuyu, equivale a las cuatro partes del mundo.Los Incas llamaron a las tierras andinas de muy diversas maneras. A la sierra la conocieron en cuatro altitudes: Quechua, Suni, Puna y Jalca. A la costa denominaron Yunga o tierra baja.

.
- La Historia: Utilizaron los quipus, los Amautas y los Quipucamayoc supieron ser historiadores. De esta manera supieron guardar memoria de los Cápac Cuna o lista de los Incas, del gobierno particular de cada uno de ellos, de sus mandatos y prohibiciones de sus guerras y victorias.

.
- La Medicina: Se denominó “Hampi”, nombrándose al médico “Hampi Camayoc” y también “Camasca Oscacoyac”.El médico actuaba para sanar al enfermo, conociéndose a este hecho “Alliyachini”; aliviar al enfermo era “Quespicuni” y salvarlo de morir “Causaricuni”; cuando el paciente quedaba fuera de peligro lo reconocían “Quispichisca”, curarse sin médico era “Aliyacuni”. Lo importante era hallar el “Allillay” o salud perdida para prolongar el “Causayninchic” o duración de vivir, es decir, la vida.


- El Derecho: El autor de la ley era el Inca , quien también tenía la suprema función de perdonar. La promulgaba de acuerdo con su Consejo Imperial, no sin antes hacerse asesorar por los Amautas.Emanaba la ley del Hijo del Sol, su incumplimiento tenía carácter de sacrilegio pagándose con la muerte la desobediencia.El derecho incaico no fue igual para todos sino que reconoció divisiones horizontales (costumbres regionales) y verticales (clases sociales). Dentro de las clases sociales se tuvo en cuenta al sexo y a la edad; también al cargo si lo había.

19 comentarios:

  1. Un descripcion interesante, se agradece la informacion

    ResponderEliminar
  2. muy buena redaccion y explicacion

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS A LA INFORMACION

    ResponderEliminar
  4. gracias por sus opiniones , sé que puede ser algo extenso, pero se trato de que tengas toda la información en un sólo lugar.

    ResponderEliminar
  5. gracias por mi tarea yeeeeeeeeeeeeeeeee ya la hise

    ResponderEliminar
  6. gracias por mi tarea

    ResponderEliminar
  7. q bueno me ayudaron bastanteeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  8. son tiempos que no volveran pero deberiamos regirnos por las leyes de los incas y se reduciria la delincuencia.

    ResponderEliminar
  9. todo muy exelente y muy importante

    ResponderEliminar
  10. gracias exelente informacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena información, espero sigas escribiendo.

      Eliminar
    2. gracias por la info muchas gracias me sirvio para entender mas sobre la sociedad inca

      Eliminar
  11. Una pregunta, estoy haciendo un trabajo para la universidad donde han requerido que relacione una de las metodologías de Platon con la cultura Inca, estaría bien explicar el método del dialogo de Platon para asi después relacionarlo con los amautas que tambien enseñaban oralmente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece bien que empieces tu trabajo desde afuera hacia adentro, es decir, que hables de platón y termines en los Incas....sobre todo hay que destacar como es que en dos mundos diferentes,en épocas diferentes y en lugares diferentes se desarrolló un pensamiento, una filosofía nada diferente.

      Eliminar